Un viaje por San Valentín

Llega San Valentín y toca comprar regalos. Si no sabes qué regalar te damos una buena idea: un viaje romántico para que disfrutéis los dos.

Un viaje por San Valentín

¿Cómo organizar un viaje sorpresa para San Valentín?

Detalles que debes organizar:

Fecha del viaje:

Lo primero que hay que saber para organizar un viaje sorpresa es elegir la fecha del viaje. Asegúrate de que la persona tenga la fecha prevista disponible. Ten en cuenta su horario de trabajo, sus compromisos familiares… ¡estudia bien su agenda! Si el viaje es para San Valentín puedes elegir la fecha más cercana disponible al día 14 de febrero.

No dejar pistas:

Para no levantar sospechas, reserva todo cuando la persona no esté delante. Aprovecha los momentos en el trabajo o cualquier momento de soledad para hacerlo. Si no vives con la persona, te será más fácil no dejar pistas.

Recuerda que, si compartís ordenador o móvil, lo necesario para no dejar pistas es reservar todo en ventana de incógnito. Si no puede ver el historial, no sospechará de la sorpresa por San Valentín.

Tener todo planeado:

Planifica cada momento del viaje. Que cada momento se sorprenda. Si es una persona que le gusta planear cosas, deja un margen de tiempo para decidir juntos el plan que queráis hacer.

¡Sé un gran actor o una gran actriz! Si parece que no estás planeando nada, la sorpresa será mayor.

¿Cómo organizar la maleta?

Si la sorpresa de San Valentín se la das días antes de viajar, este paso no hace falta, ya que la otra persona puede preparar su propia maleta. Si, por el contrario, la sorpresa se la darás en el mismo momento del viaje, entonces tendrás que tener preparada tu maleta y la suya.

Preparar la maleta

Maleta nueva:

Para no usar la maleta suya y que se de cuenta de que le falta, puedes comprar una maleta nueva para usar. Una de las ventajas de tener su maleta hecha es que no sabrá qué ropa utilizará en su destino, si será verano, invierno, campo, playa, nieve, etc…

Si no vives con esa persona, puedes buscar algún cómplice que pueda hacerla, explícale que es una sorpresa por San Valentín.

¿Qué ropa escoger?

Piensa la temperatura del lugar de destino. Puedes llevar una camiseta por cada día y dos o tres más de recambio. Algunos jerséis, bañador, pantalones, ropa interior, cepillo de dientes, pijama, perfume, etc. Si no quieres olvidarte de nada lee nuestro post: Cómo preparar la maleta.
No olvides los documentos: DNI, tarjeta sanitaria, pasaporte si es necesario…

Detalle especial para el viaje:

Prepara algún detalle sorpresa para darle durante el viaje. No se esperará que a parte del viaje por San Valentín hayas preparado otro regalo especial.

No tiene por qué ser un regalo caro, pero sería muy bonito darle algún detalle romántico.

¿Cómo dar el regalo?

¿Quieres alguna idea para envolver el viaje sorpresa de San Valentín? Aquí tienes algunas ideas para que el envoltorio esté a la altura del viaje.

Regalo San Valentin

Caja de pistas:

Conseguir una caja pequeña y llenarla de notas y pequeños objetos que den pistas del destino del viaje. Poner al fondo de la caja, los billetes de avión o las reservas de hotel. Deja volar tu imaginación para hacer la cajita más especial.

Puzzle:

Dibuja el mapa del destino, un monumento característico del lugar, el nombre del destino… Recorta el papel en forma de puzzle (o consigue un puzzle en blanco que podrás conseguir en tiendas como Tiger o parecidas). Mete las piezas sueltas en una cajita o bolsita y entrégaselo como si fuera un regalo de San Valentín cualquiera.

Huevo kínder:

Compra un huevo kínder, ábrelo con cuidado sin romper el papel y quita la sorpresa. En el plástico amarillo pon una carta dando una pista del viaje o contándole el plan. Cierra el chocolate y envuélvelo con cuidado. Que parezca que no se ha abierto. Se sorprenderá.

Guía de viaje:

En una libreta prepara una guía especial de viaje para los dos. Planifica cada momento y decóralo con corazones, flores, y detalles románticos.

 

Si la persona a la que vas a regalar el viaje tiene coche, búscale un parking económico en el Aeropuerto para que se quede más tranquilo durante el viaje. Así sabrá que su coche estará bien cuidado y no tendrá que preocuparse por nada.

¡Regala un viaje en San Valentín! ¡Crea recuerdos especiales en ese destino romántico!