antes de viajar

Antes de viajar

Hay muchas cosas que debemos hacer antes de viajar: elegir el destino, planificar el viaje, buscar hoteles, hacer la maleta, comprobar todos los documentos necesarios, buscar un buen parking económico para dejar el vehículo si es necesario y muchas más cosas se añaden a la lista…

Pero hay una cosa que se nos suele olvidar: preparar el vehículo.

Cuando viajamos en coche debemos comprobar que esté todo bien. Sea un viaje largo, un viaje hasta el parking, un viaje hasta el trabajo o un viaje corto un fin de semana… Hay que comprobar cada cierto tiempo el vehículo, y siempre antes de hacer algún viaje largo con él.

Qué revisar antes de viajar:

  • Comprobar los neumáticos: Lo primero que hay que mirar es el estado en el que se encuentran. Para ello debes mirar si los “dibujos” están desgastados, es muy importante ya que es peligroso conducir con los neumáticos gastados. También hay que tener en cuenta la presión. Si la presión está por encima o por debajo de la adecuada, el neumático no se agarra bien a la carretera. Importante comprobar antes de salir.
  • Comprobar los líquidos: Entre ellos el aceite del vehículo. Un motor sin aceite o con exceso de él puede romperse rápidamente. Es mejor comprar el nivel antes de tener una avería. Se deben comprobar también los niveles de agua.
  • Comprobar kit anti pinchazos: ¿Qué es un kit anti pinchazos? Llevar lo necesario para cambiar la rueda: Una rueda de repuesto, un gato, las herramientas adecuadas y el chaleco reflectante necesario para bajarse del vehículo en la carretera con seguridad.
  • Comprobar la carga: Revisa si tienes todo lo necesario para tu viaje y coloca todo bien en el maletero. No dejes objetos sueltos por el vehículo porque pueden ser muy peligrosos a la hora de tener que dar un frenazo. No lleves más peso del recomendado por el vehículo.
  • Comprobar el cansancio: Es lo principal. ¿Necesitas descansar antes de viajar? Es mejor que tomes media hora de descanso antes de conducir con sueño. Mira tu estado de ánimo, tómate el viaje con calma y recuerda que conducir tranquilo es conducir seguro.

¡Y que no se olviden las ganas de pasarlo bien!